Independientemente del tiempo que tenga tu negocio o el presupuesto con el que cuentes para el diseño, mereces una web que se vea profesional.

Tu web debe ser una herramienta que haga llegar tu mensaje, que conecte con tu audiencia y genere resultados. Y ya sea que contrates o no contrates a un diseñador, puedes conseguir que tu página se vea profesional y que sea un apoyo para tu negocio.

¿CÓMO SABER SI TIENES UNA WEB PROFESIONAL?

1. Capta la atención en poco tiempo y deja claro el objetivo de tu proyecto.

2. Tiene una identidad definida y unificada (colores, tipografías, elementos, iconos).

3. La navegación es clara y cuenta con enlaces que conectan las páginas de tu web.

4. Todos los elementos son planeados y tienen su razón de estar en tu web.

5. Las tipografías y los elementos visuales reflejan la personalidad de tu proyecto.

Una página que se ve profesional, es una página planeada. No satura de información ni espera a que la audiencia la busque, sino que la encamina con una estrategia a través del contenido para que obtenga la información que deseas transmitir de tu negocio.

Un sitio web es tu mejor agente de ventas. Dale las herramientas que necesita para que tu cliente tenga una conexión genuina con tu marca desde el momento cero.

¿CUÁLES SON LOS PRIMEROS PASOS PARA QUE TU WEB SE VEA PROFESIONAL?

1. CONTAR CON DOMINIO PROPIO

Un dominio propio es el primer paso para un sitio web profesional. ¿Por qué? Porque es la primer inversión que todo negocio necesita hacer para su sitio web. Es relativamente pequeña y refleja la seriedad de tu negocio. 

¿Qué sucede si no adquieres dominio para tu web? Tu audiencia llegará a un sitio así: www.tuproyecto.plataformagratuita.com (sea, wordpress, wix u otra plataforma)

Además de ser muy largo y poco memorable, le estás dando publicidad a la plataforma que utilizas. El que tu dominio no tenga un costo, implica un beneficio para alguien más. Y así, tú ya no eres el protagonista.

Si deseas empezar con pasos sólidos, no puedes dejar de lado un dominio propio.

Nosotros te recomendamos que hagas la inversión desde el comienzo para verificar la disponibilidad del dominio y crear tus redes sociales a partir de ello.

Para tu dominio, te recomendamos GoDaddy. Tienen una promoción en donde el dominio cuesta 0.99 dólares el primer año. ¡Nada mal!

Al contratar tu dominio, no olvides contratar el servicio WHOIS.

Todo dominio tiene dirección, teléfono y nombre asociados (los tuyos). Pero con el servicio WHOIS, se muestra la información de la compañía que te proporciona el dominio. Así, tu dominio tiene información asociada, pero tu información personal queda protegida. 

2. PROCURAR UNA NAVEGACIÓN SENCILLA Y CLARA

¿Te ha sucedido que llegas a un sitio web y no sabes por dónde empezar? ¿Qué llegas a una página que te dice que todo es importante, que su menú es extenso y te sientes abrumada de ver tantas opciones? ¿Sientes que la página no te habla a ti, sino a todo el mundo?

Esa es la experiencia que NO quieres para tu audiencia. La navegación es otro fundamento de un sitio web profesional. Y para eso, tienes que tener muy en claro dos cosas:

Qué es lo que quieres destacar de tu sitio web: tus servicios, tu contenido, tus redes.

Cuál es la necesidad de la mayoría de tu audiencia o cliente ideal.

Teniendo tus respuestas, puedes planear de mejor manera tu menú y los botones o enlaces en tu sitio web. Siempre, procurando la fácil navegación y la claridad de estos elementos.

Para la navegación del menú superior, lo recomendable es tener entre 4 y 6 elementos. No demasiado para no abrumar y dejar más en claro lo principal de tu página. Y siempre eligiendo textos que llamen la atención de tu cliente ideal, no de todo el mundo.

Por ejemplo:

Mariana utiliza el botón con el texto “Hagamos magia con tu pasión”, porque refleja su manera de ver el trabajo, las energías, transmite su personalidad y genera un vínculo.

Magy utiliza el texto “Guía minimalista” en lugar de “El abc del minimalismo” porque queda más claro el propósito de su curso.

María muestra en su menú “Formación” y “Servicio Decorar online” para sus dos clientes: los que buscan apoyo profesional y los que prefieren hacerlo por su cuenta.

3. INFORMACIÓN PRINCIPAL “ABOVE THE FOLD”

Además de la navegación, es importante considerar el espacio de tu sitio web y aprovecharlo al máximo. El término “above the fold” (arriba del doblez) se refiere al formato del periódico, en donde lo más llamativo va en la primera plana, arriba del doblez.

Eso funciona igual con las páginas web. Cuando una persona llega a tu sitio web, debe poder ver de llegada:

El menú principal, recuerda claro y sencillo.

Los elementos más significativos de tu contenido.

Información de contacto que veas necesaria: como correo, teléfono, redes sociales.

Este elemento te puede ayudar a concentrar información importante, pero es clave no abusar de este recurso y no poner todo en la sección “above the fold“. Alguien nuevo necesitará que lo recibas con información puntual y sin muchas llamadas a la acción.

Por otro lado, si tu cliente ideal llega a tu sitio y solo alcanza a percibir tu logotipo o una imagen que no revela mucha información, ya estás perdiendo segundos valiosos para captar su atención.

Es conseguir un equilibrio y mostrar lo más importante –los primeros pasos que quieres que la mayoría recorra en tu sitio web.

Al llegar a la página de Isabel ves su información de contacto, una ilustración personalizada, el menú principal (acciones concretas), el menú secundario (los indispensables de viaje en Nueva York) y el comienzo de su post más reciente.

Nuestra página tiene un “above the fold” más sencillo. De llegada encontrarás nuestro menú y nuestro enfoque. Quien se identifique con nuestra misión dará scroll para conocer toda la información que tenemos preparada.

La página de Saludos al Pollo tiene una ilustración que demuestra el talento de Agurtzane, el tipo de proyectos en los que trabaja y un menú con el material que puedes encontrar en su sitio web.

¿Qué elementos estás mostrando arriba del doblez?

4. DISEÑO CLARO Y LIMPIO

Finalmente, para que una página web se vea profesional necesitas un diseño claro y limpio.

Necesitas que sea claro para que se perciba la esencia de tu proyecto.

Necesitas que sea limpio para que facilite la lectura y no agobie visualmente.

La mejor manera de mostrar un diseño cohesivo es cuidar que los elementos visuales –fotografías, iconos, ilustraciones, colores y textos– tengan un estilo similar. En ocasiones, se deben ajustar los colores de las imágenes, pero eso es lo que hace que tu página se vea planeada y diseñada.

The Minimalists muestran fotografías en blanco y negro y la tipografía es sencilla.

Melyssa Griffin usa los colores sólidos de su logo en las fotografías, el menú y sus iconos.

Magy diseñó su página web a partir de sus fotografías de marca.

Al unificar los elementos visuales puedes impactar y transmitir el mismo mensaje. Analiza tu sitio web y responde: ¿Cuál es el mensaje que deseas comunicar? ¿Cómo estás transmitiendo la esencia de tu marca? ¿Qué puedes hacer para conseguirlo?

Nosotros sabemos que no siempre se puede contar con el servicio de un diseñador, por eso te compartimos estos consejos respaldados por Magy, la diseñadora de este proyecto.

Trabajando estos 4 elementos conseguirás: ELEVAR LA IMAGEN DE TU WEB.

IMPULSA TU NEGOCIO

¿Te gustaría transformas tu pasión en tu negocio rentable? ¡Es posible!

¿Aún no empiezas tu proyecto? Descubre cuándo es el momento ideal para emprender.

¿Sin tiempo para leer?

Puedes guardar nuestro post en Pinterest y leerlo después con más calma.